Agresión a un hombre por llevar la bandera de España en el metro de Barcelona

Jusapol, el sindicato policial,  se manifestó en Barcelona para exigir la equiparación salarial entre grandes medidas de seguridad para evitar los incidentes que se produjeron el 29 de septiembre.

Los Mossos d’Esquadra cargaron en Barcelona contra manifestantes de los Comités de Defensa de la República (CDR) cuando intentaban romper el cordón de antidisturbios que les impedía alcanzar el Arc de Triomf, donde ha concluido la marcha del sindicato policial.

La concentración, convocada por los CDR en protesta por la presencia de manifestantes de Jusapol en la capital catalana y a la que han acudido cerca de 400 personas, transcurrió en todo momento encapsulada por un numeroso dispositivo de antidisturbios que impedían que pudieran acercarse a la marcha de Jusapol. Los Mossos  desplazaron a unos 25 furgones policiales a la zona, cuyos agentes se desplegaron alrededor de los manifestantes -concentrados en la plaza André Malraux- para evitar que pudieran moverse en cualquier dirección hacia el Arc de Triomf.

Los manifestantes intentaron entonces desviar su marcha hacia la confluencia entre las calles Ribes y Nàpols, supuestamente con la intención de avanzar desde allí hasta la zona vetada, pero los Mossos d’Esquadra montaron un cordón policial también en ese punto para impedírselo.

En dos ocasiones, los antidisturbios  cargaron con sus defensas contra los manifestantes para hacerles retroceder respecto al cordón policial, después de que algunos de los concentrados les lanzaran huevos y alguna lata. Los Mossos d’Esquadra han avisado, a través de megafonía, a los manifestantes de su propósito de volver a cargar contra ellos si el lanzamiento de objetos no cesaba.

Un hombre, que no es ni guardia civil ni policía y que había participado en la marcha de Jusapol en Barcelona, ha sido brutalmente agredido en el metro de la ciudad, según denuncia Jusapol.

Los agresores, presuntamente independentistas violentos vinculados a los CDR, empujaron a la víctima provocándole numerosas heridas porque llevaba una bandera de España sin mediar palabra con él, según informan los testigos.

El agredido tiene 30 años y ya ha sido dado de alta tras ser atendido por los servicios médicos. Aún no se ha identificado al agresor.

3Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *