Denuncian un etiquetado “ENGAÑOSO” de las multinacionales.

Los avances europeos en los etiquetados de color llevaron hace poco a Nestlé, Coca Cola, Pepsi, Unilever y Mondelez a anunciar su propio etiquetado a modo semáforo –la Etiqueta Nutricional Evolucionada (ENL).

Un sistema que ha generado controversia entre nutricionistas y asociaciones de consumidores porque su medición se basa en porciones y no por valores relativos a 100 gramos.

Las cinco multinacionales defendieron que se basa en “porciones reales de consumo” como resultado de un trabajo realizado por un comité de científicos de cinco universidades europeas para unificar las porciones. Un sistema para “UNIFICAR CRITERIOS” en el etiquetado frente a los diversos  aplicados en diferentes países.

La ONU ha alertado reiteradamente sobre las elevadas cantidades de consumo de azúcar diario, especialmente en los más jóvenes. También ha relacionado la ingesta de azúcar y grasas saturadas con el aumento de peso y el riesgo de obesidad, lo que derivaría a su vez en riesgo de enfermedades como la hipertensión o la diabetes.

España es el segundo país de Europa con más obesos y el sur del continente está a la cabeza también en obesidad infantil. Por eso, Sanidad quiere combatir también la publicidad dirigida a menores de 15 años.

La OCU fue la primera en pedir a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) que vetara el etiquetado de estas empresas al considerar que conduciría a error al consumidor. “Creemos que incumple una serie de preceptos y puede crear cierta confusión”

Moñino lo considera “engañoso”. Si se establece que una ración es inferior a 100 gramos, “reduces el umbral de grasas, azúcares o sal, lo que disminuiría la presencia de los rojos en la etiqueta de alimentos que son ricos en esos componentes”.

1Shares

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1Shares