Una estructura creada por animales tan grande como Gran Bretaña

Descubren en Brasil una red de termiteros tan extensa como Gran Bretaña

Un equipo de investigadores identifica una estructura con 4.000 años de antigüedad visible desde el satélite. Para construirlo, las termitas movieron un volumen de tierra equivalente a 4.000 pirámides.

 

 

Lo que acaba de descubrir el equipo de Stephen Martin en el nordeste de Brasil es quizá la estructura más grande construida por una criatura no humana que jamás hayamos conocido. Se trata de una gigantesca red de termiteros cuya extensión, de 230.000 kilómetros cuadrados, equivale al de la isla de Gran Bretaña, una sucesión de montículos de hasta cuatro metros de alto que se suceden en la selva de vegetación blanca conocida como caatinga y cuya presencia es visible incluso desde el satélite.

 

 

En un trabajo publicado este lunes en la revista Current Biology, el equipo de Martin analiza por primera vez la edad de estas estructuras y llega a la conclusión de que algunas de ellas tienen casi 4.000 años, una edad similar a la de las pirámides de Egipto. Durante este tiempo, las termitas han acumulado aproximadamente 200 millones de estructuras cónicas conectadas por túneles, con hasta 9 metros de diámetro y más de 2,5 metros de altura de media.

 

 

“La cantidad de suelo excavado es de 10 Km3, el equivalente a 4.000 pirámides de Gizeh”

“Estos montículos fueron creados por una sola especie de termita que ha excavado una gigantesca red de túneles que les permite acceder a las hojas muertas para comer de manera segura directamente desde el suelo del bosque”, explica Martin. “La cantidad de suelo excavado es de 10 kilómetros cúbicos, el equivalente a 4.000 estructuras como la gran pirámide de Gizeh, y representa una de las mayores estructuras construidas por una sola especie de insecto”. “Aparentemente esta es el esfuerzo de bioingeniería más extenso del mundo realizado por un solo insecto”, añade Roy Funche, coautor del trabajo. “Quizá lo más emocionante de todo es que los montículos son extremadamente antiguos – de hasta 4.000 años – una edad similar a la de las pirámides”.

 

 

Un investigador junto a uno de los millones de termiteros de la zona

Un investigador junto a uno de los millones de termiteros de la zona Roy Funch

Las estructuras están ocultas por un extenso bosque de ramas secas en el nordeste de Brasil que las ha mantenido ocultas durante mucho tiempo, hasta que algunos científicos las divisaron hace unas décadas. Las muestras de suelo tomadas del centro de 11 de estos termiteros indicaron que su antigüedad oscila entre los 690 años del más joven a los 3.820 años del más antiguo. Esto las convierte en al menos tan antiguas como las estructuras construidas por las termitas de África. Uno de los resultados más interesantes del estudio es que establece que esta extensión no se originó por una competición “agresiva” entre colonias, sino a un proceso de autoorganización para conseguir conectar los túneles y acceder a las hojas de los arboles de manera más efectiva.

“Es increíble que a estas alturas podamos encontrar una maravilla biológica de este tamaño”

 

Esta manera de construir las redes de comunicaciones, ayudadas por señales de feromonas, es similar – según los autores – a las realizadas por la rata topo desnuda, el único mamífero que vive en colonias similares a las de hormigas y abejas. “Es increíble que a estas alturas y en estos tiempos podamos encontrar una maravilla biológica desconocida de este tamaño y que todavía se conserve, con sus ocupantes dentro”, asegura Martin. Y lo más emocionante es que aún quedan muchas preguntas por resolver, como cuál es la organización de la colonia, dado que todavía no han encontrado ninguna de las cámaras donde se oculta la reina.

6Shares
Etiquetas:,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6Shares