‘La casa de los horrores’ en España: Captaban, retenían, maltrataban y estafaban a ancianos en un chalet

La Guardia Civil española ha detenido en Cádiz a seis personas acusadas de estafar 1,8 millones de euros a los ancianos que estaban internos en una residencia que tenían instalada en un chalet. De momento están acusados de un delito de estafa y blanqueo de capitales.

El cuerpo policial ha calificado ese establecimiento como «casa de los horrores» por las prácticas que llevaban a cabo los arrestados con los mayores. Además de los seis detenidos, encabezados por una pareja cubano-germana, otras nueve personas están siendo investigadas.

Al realizar las detenciones, los agentes se encontraron a ancianos encerrados, drogados, alimentados con sondas nasogástricas y maniatados. Los mantenían así mientras se apropiaban de su patrimonio. Sus víctimas eran mayoritariamente personas de elevada edad, extranjeros y sin familia, a los que decían atender.

La investigación también trata de esclarecer la muerte de cinco de esos mayores, que fallecieron súbitamente después de que los arrestados consiguieran hacerse con todo su dinero.

La operación, denominada Teydea, ha permitido rescatar con vida a una anciana holandesa y a otro alemán, que se encontraban en lamentables condiciones cuando los agentes ingresaron al lugar. 

No llegaron a tiempo de rescatar a María

La investigación se inició cuando este cuerpo policial recibió una solicitud de colaboración internacional de la Policía alemana que indagaba sobre la localización de María Babes, una mujer de 101 años, de la que no tenían noticia desde que se trasladó a Cádiz desde Tenerife.

Consiguieron encontrarla en una residencia de mayores del municipio gaditano de Chiclana de la Frontera, en la que había ingresado después de pasar por varios hospitales debido a su delicado estado de salud. Tanto los informes médicos, que alertaban de posible negligencia en su cuidado, como el estudio de su situación financiera, hicieron saltar las alarmas de los investigadores. La mujer pasó de contar con 162.000 euros en octubre a tan solo 300 en diciembre, además de que había vendido su vivienda en Tenerife sin recibir ningún ingreso por ello.

Todo esto pasó después de que conociera en la isla española a una pareja de cuidadores, que «haciendo gala de un destacado poder de seducción», según la Guardia Civil, la convencieron para que se trasladara a la provincia andaluza para poder cuidarla mejor.

Falleció sin testigos cinco horas después de abandonar la residencia

Aunque los agentes la localizaron en la residencia, donde María Babes pudo contarles que había estado encerrada y maniatada varios meses en un chalet, no pudieron salvarle la vida. A pesar de que la Guardia Civil avisó a la anciana de que permaneciese en el edificio, estas personas acudieron al lugar y la convencieron de que se fuera con ellos. Cinco horas después fallecía en un turismo en su compañía, sin otros testigos.

Anteriormente, mientras la mujer estuvo ingresada grave en un hospital, sus cuidadores habían aprovechado para conseguir poderes absolutos en un notario y ser nombrados sus herederos

Desde la Guardia Civil se destaca la extrañeza del fallecimiento, pues esa misma mañana hay constancia de un video en el que Babes aparece en aparente buen estado tocando la pandereta. Además, no ha habido ocasión de practicarle una autopsia, pues la pareja cubano-germana consiguió una incineración urgente del cuerpo.

Además de la de María, se investiga la muerte de otras cuatro víctimas, que fallecieron en circunstancias igual de extrañas. Eran personas de edad muy avanzada, extranjeros y con «suculentas pensiones y alto nivel adquisitivo», cuentan desde el cuerpo de seguridad.

91Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *