Samuel Kempf estaba montando en una montaña rusa en España cuando vio un iPhone volando por los aires. Los hombres de menor estatura puede que simplemente vieran impotentes cómo el teléfono se desplomaba hacia la Tierra, pero Kempf no es un...