El juicio contra los líderes catalanes pone a prueba la democracia española

Cuando queda un día para que dé comienzo el juicio por el llamado ‘proceso’ catalán, que juzgará a 12 líderes independentistas por los delitos de malversación de caudales públicos, desobediencia, sedición y rebelión, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, exige que las negociaciones contemplen la autodeterminación para reanudar el diálogo con el Gobierno de España y negociar los Presupuestos.

En una entrevista en Catalunya Radio, Torra afirmaba también que “en todos los papeles” que su Ejecutivo ha enviado a la vicepresidenta Carmen Calvo le dejan “claro” que su “objetivo es la independencia”.

Por su parte, el presidente español, Pedro Sánchez, afirma que defiende el diálogo y la Constitución como vías para resolver el conflicto catalán, tras la manifestación celebrada Madrid el domingo por la unidad de España, convocada por la derecha que, según Sánchez, buscó el enfrentamiento entre españoles.

Mientras, aunque en las calles de Barcelona se aprecian multitud de pancartas que piden la ‘liberación de los presos políticos’ o la ‘independencia’ en cada acto, lo cierto es que ahora lo que está en juego es la democracia española, son varias las democracias europeas que ante los mismos supuestos delitos de los líderes independentistas han optado por quitar la sedición y la rebelión de las acusaciones y dejar la malversación como único delito imputable, la defensa independentista además cuenta con “el apoyo” del ex ministro Montoro y del ex Presidente español Mariano Rajoy que en sede parlamentaria declararon que “ni un euro de las arcas españolas habían ido a para al referèndum catalán”, frase que en su momento era para frenar las críticas de la oposición pero que podría ser usada por la defensa independentista como prueba.

Uno de los principales periódicos de Rusia, ha publicado recientemente un artículo en referencia a la posible propuesta mediadora de Moscú en el conflicto de Cataluña con España, otras fuentes afirman de un interés importante de Rusia en Cataluña, no sólo por su posición geoestratégica, sinó además como un “vendetta” por la injerencia de Europa y EEUU en venezuela, aliado directo de Rusia no sólo en aspectos económicos.

Hoy se hacía pública la noticia que el Presidente español Pedro Sánchez podría convocar elecciones en el mes de abril, apurado por unos presupuestos que sin el apoyo independentista no podrían salir adelante, y las presiones de los partidos de derecha que luego de sumar fuerzas en la región de Andalucía para formar gobierno tendrían los mismos planes a nivel estatal, lo que llevaría a España a tener un partido de extrema derecha como VOX en el gobierno.

156Shares

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

156Shares